Un aforo nos ayuda a recolectar los datos necesarios para el cálculo de la capacidad específica, es una medida muy útil que puede usarse para identificar disminuciones en el desempeño del pozo, lo que permite planificar un programa óptimo de rehabilitación de pozos.

El proceso de aplicación de este sistema de medición nos ayuda a que el pozo trabaje a su máxima capacidad, pero muchas veces durante el desarrollo del proyecto, desde la perforación y hasta la construcción del pozo, no es tomado en cuenta.

El proceso de desarrollo de pozos es en realidad una serie de técnicas para reparar el daño del pozo causado por la perforación, eliminar el lodo de perforación y establecer una ruta de flujo lo más clara posible para que el agua subterránea se mueva en el pozo.

Un pozo debe funcionar continuamente durante al menos 24 horas con un rendimiento constante antes de registrar la reducción para permitir que se estabilice. Esto proporciona nos arroja mediciones para una capacidad específica a lo largo del tiempo y una comparación con los resultados de la prueba original, se debe usar el mismo período de tiempo de bombeo continuo para cada prueba.

Lo anterior es más fácil con la aplicación de un aforo, el cual nos puede indicar cualquier anomalía en el proceso.

Si necesitas más información acerca de esto, no dudes en llamar a Perforaciones Cabrera SA de CV.